martes, 19 de enero de 2016

Aquí comentando... (01)

¡Hola! Si os digo la verdad, no sé ni qué hago escribiendo hoy. Mañana me ha puesto un examen y ni siquiera he abierto el libro pero... BUEH. Ya me las arreglaré.

Escribo porque tenía la sensación de quereros contar algo porque sí, porque necesito desahogarme.

Hace poco me ha pasado algo que no me ha acabado de gustar. Yo había quedado con una amiga (llamémosla Meida) para pasar la tarde. Yo me había preparado, ya había salido y me había marchado al centro un rato antes para comprar unos cacahuetes para compartir. Seh, cacahuetes... así de tanto me arriesgo. Miré el reloj, faltaba bastante menos de media hora para encontrarme con Meida. En ello estaba cuando me llegó un mensaje que decía algo así:

"Lo siento, Owaru. Al final vamos a casa de alguien y no quieren a más gente."

Y yo me quedé con cara de tonta. Después de unos mensajes me enteré de que al principio habían dicho que yo sí podía ir, que si luego se retractaron... Me indigné por completo. En mis trece, la ignoré y pregunté a las amigas a ver si alguien quedaba. ¡Casualidad! Nadie podía.

Volví a casa bastante antes de lo previsto y recibí unos mensajes que me cabrearon más si cabe. Otra de mis amigas, Non, que estaba enterada del asunto me mandó un par de enlaces que me dirigían a unas fotos de ese mismo día donde aparecía Meida por la calle a horas muy distintas con su novio y el otro grupito con el que había quedado.

Asqueada, mandé un par de sms a Meida diciéndole que se olvidara de mí durante un par de semanas. Pero la cosa no acabó ahí.

Al día siguiente quedé con Non. Nos íbamos a juntar con Annie (por llamarla de alguna forma). Pues resulta que apareció con Meida y con su novio de acoplados (palabras textuales).

Se pasó la tarde dándome la tabarra exigiendo que la perdonara, poniendo excusas... Hasta usó algo que dijo otra amiga con la que había quedado como comentario inocente para quitarse las culpas de encima. Hice voto de silencio. Lo peor de todo era que no era la primera vez que ocurría algo parecido con ella.

Y ahora a lo que iba. ¿Qué pensáis de ese tipo de situaciones? ¿Cómo habríais reaccionado? ¿Qué os parece gente así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que visitas este blog y no comentas, un unicornio rosa alado muere. ¡Contribuye en la protección de unicornios!