martes, 2 de febrero de 2016

CORREN TIEMPOS DIFÍCILES...

Últimamente el estrés aumenta por la época de exámenes, que vuelve a estar a la vuelta de la esquina. Pero eso no es por lo que vengo a hablar.

Os vengo a comentar que según transcurren los años más se da una cuenta de lo horribles que son muchas verdades. Respecto a eso, vengo a criticar el plan de estudios y el plan de empleos en los que se encuentra España ahora.



Con las nuevas leyes de LOMCE, el método de aprendizaje ha cambiado muchísimo. Se empiezan a valorar a los alumnos antes, pero ese no es el problema. Hoy en día, alumnos de tercer y cuarto curso de educación primaria son examinados cuidadosamente para calcular las aptitudes de cada uno. Eso no sería ningún mal acto si sólo se tratase de la adaptación al nivel académico de cada generación. Pero repito, la cosa no acaba allí. Dependiendo de la puntuación que cada alumno consiga, se define lo que cada uno puede o no hacer. Si un niño de nueve años sueña con ser médico y no se ha acostumbrado a las examinaciones, los amables señores de la LOMCE deciden, automáticamente, que ese niño no tiene aptitud para estudiar nada basado en la teoría pura y dura como pueden ser las ciencias. Con eso en mente, no hacen más que ponerle trabas. Le cierran puertas, lo menosprecian... y lo mandan a la cola de estudiantes de letras. Eso es, sinceramente, vergonzoso.

La LOMCE es una asociación que subestima los estudios de letras y lo deja en segundo plano. Es por ello que en estepaís no hay tantas salidas con esa rama. Hoy día, si dices que vas a ir por letras una gran mayoría de personas te tomarán por vago. Se pensarán que esa elección se basa en más facilidad para sacar una carrera y en pereza por ponerse las pilas. La sociedad actual tiene la cabeza lavada y es manipulable. Esas personas que se dejan arrastrar por la sociedad tienen la cabeza llena de prejuicios y menosprecio. ¡Se pensarán que las ramas de letras y arte son el camino fácil de la vida, además! Un artista necesita hacer un arduo trabajo y suerte en partes iguales para llegar al éxito. Decantarse por estudiar idiomas es difícil a la vez que práctico: se gana cultura, sociabilidad y se requiere de mucha capacidad de memoria, concentración y rendimiento. Si, en cambio, decides aprender filología, necesitarás práctica y responsabilidad.

Yo no digo que esos carácteres de los que una persona "inútil y vaga", un estudioso de letras o artes sean más útiles que los de una persona que estudia una rama de ciencias. No subestimo ningún trabajo porque todo requiere de habilidad. Lo que realmente me parece mal es el menosprecio que el actual método de estudios y aprendizaje hacia otras carreras que no se rigen en ciencias. Sí, la LOMCE es aquella que corta las alas de los que consideran "inválidos para las ciencias" basándose en estudios hecho a una demasiado temprana edad.

Esto conlleva a la incomprensión de muchos jóvenes. Aquí, en España, no se tienen lo suficiente en cuenta las vocaciones. Hace envidiar a Francia, donde el arte tiene gran importancia y se aprecia como se debe (sólo hacen falta ver los precios, aquí un manga puede costar 8 euros cuandi allí apenas llegan a 6´90). Hace envidiar a países con mucho peso diplomático donde todo políglota es bienvenido y recompensado debidamente.

Y ya he dicho que esto nos afecta muchísimo. A mí me gusta aprender idiomas, dibujo como respiro, quiero estudiar filología inglesa y castellana y sueño con conseguir publicar algún libro. ¿Adivináis lo que me dijeron mis padres? ¿Y lo que me dijo más de un profesor?

Exacto. La sociedad está putrefacta. Un saludo.

2 comentarios:

Cada vez que visitas este blog y no comentas, un unicornio rosa alado muere. ¡Contribuye en la protección de unicornios!