martes, 31 de mayo de 2016

Cosas raras... MUY RARAS (3)

¡Hola! Llevaba mucho tiempo queriendo escribir sobre algo que me encontré por casualidades de la vida mientras leía en Wattpad. Algunos puede que supierais de su existencia, pero yo lo pongo por si las moscas.

En fin, ¿cómo empezar un artículo sobre este tipo de tema? Realmente ni idea, pero podemos intentarlo de alguna forma a lo teletienda. Sí, podría funcionar.

¿Estáis hartos de apodar a los españoles siempre de la misma forma? ¿Cansados de ser etiquetados de maneras a las que ya estáis acostumbrados? ¡No hay problema! Hoy os traigo... ¡SHIPPINGS ESPAÑOLES, SEÑORES!

domingo, 22 de mayo de 2016

Microsueño: LOS ÚLTIMOS MOMENTOS

Estaba planeando eliminar el otro blog de relatos que tenía por inactividad cuando me di cuenta de un microrrelato que tenía escrito desde hace aproximadamente un año. Por eso lo paso por aquí con algunas correcciones. En definitiva, estoy enamorada del desamor. Triste ironía de una escritora...


martes, 17 de mayo de 2016

TÍPICOS TÓPICOS

Realmente no sé si llamar a esto "nueva sección", pero lo que sí sé es que haré varias entradas al respecto. De todos modos, vamos a ir al grano.

¿A qué me refiero con 'Típicos tópicos'? A los clichés. Oh, sí, aquellos tan amados por el público. Alabémoslos, por favor, ahora mismo. No permito escaqueo por parte de nadie. Y ahora que parece que se han ido, podemos dejar de hacer el tonto y a apuñalarlos por la espalda como hipócritas que somos.

Esta debería ser vuestra cara al ver a uno de estos demonios.

Para los que llevan vidas sin vida: ¿qué es un cliché?

miércoles, 11 de mayo de 2016

Sueño corto: HUMILDE SOLEDAD

Bueno, he decidido rescatar un pequeño relato que tenía por allí para dar inicio a esta sección del blog. Realmente no sé que decir de él... Simplemente lo escribí el día de San Valentín, a las diez y pico de la noche. Como no me quiero alargar de manera innecesaria aquí lo dejo.

viernes, 6 de mayo de 2016

ATADOS A LA REALIDAD

Madre mía, si hasta parece el título de un relato xD. Creo que se me ha ocurrido una idea... pero luego, que si no me enrollo como las persianas.

Ahora hablando más en serio. ¿Qué os sugiere un título así? ¿Qué os hace pensar? Está claro que todos nos imaginamos cosas impensables para otros, pero tratemos de llegar a donde yo quiero.

El otro día y hace siglos (ni recuerdo cuántos) jugué a una Visual Novel en la que se trató un tema que me hace reflexionar. Este juego, llamado "Don't take it personally, babe, it just ain't your story" hablaba de la privacidad. Decía que el concepto estaba idealizado y que era un término primitivo. En otras palabras, si escribes una sola palabra en internet pasa a ser de dominio público a menos que Creative Commons diga lo contrario.

Pongámonos a pensarlo con detenimiento.

Tenemos tendencia a compartir pedazos de nuestra vida por las redes sociales, foros y juegos, ya sea de manera indirecta o directa. De otra manera, quebrantamos nuestra intimidad. Según el diccionario de la real academia española el concepto de privacidad tiene dos acepciones: cualidad de privado y
ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión. Teniendo esto en cuenta, podemos hacernos a la idea de cómo se idealiza.

El juego en cuestión apoyaba que cualquier cosa que escribías por privado que fuera por internet tenía derecho a ser leído por cualquier persona. Eso nos deja con algunas preguntas. A mí, personalmente, me hicieron pensar cosas como: "Pero, ¿a quién le importa si yo publiqué hace cuatro años un comentario en el que salía lo más desagradable de mí? Nadie podrá encontrarlo." ERROR. Es muy difícil encontrar todo el rastro que vas dejando por internet porque hay infinidad de páginas y no puedes controlar lo que se dice o no en todas. Y si no puedes hacer eso, mucho menos podrás borrarlo.

Esta cuestión afecta sobre todo a la gente pública y parcial o completamente famosa. Aprovecho para comentar un tema actual con todo esto: el salseo en Youtube. Para los que no lo sepan, esa palabra se refiere a algo así como la polémica basada en opiniones subjetivas e íntimas. Hay muchas personas que suben vídeos hablando de sí mismos pero luego se quejan porque el resto se mete en su vida. Vamos a ver, alma de cántaro. ¿No te das cuenta de la gran contradicción? Tú, mientras cuentas tus historias estás haciendo públicas facetas distintas de tu vida. Si no quieres que se metan en algo no hables de ello de manera subjetiva y evita que tus conocidos lo hagan público. ¿Pero todavía te quejas?

Entre esas personas y nosotros, los no tan famosos, no hay tanta diferencia. Lo único en lo que no nos parecemos en este aspecto es en que como yo no soy tan conocida, habrá menos gente a la que le interese si nos hemos peleado con nuestros padres, si ha llovido tanto que ha quedado un barrizal en el jardín... Tenemos más libertades para decir lo que queremos.

Aunque tampoco vamos a hacernos ilusiones. Yo ahora mismo soy consciente de que hay personas de mi familia que saben que escribo un blog y que lo leen. Y eso, con toda la sinceridad del mundo, me corta las alas. Porque si ando con mis asuntos personales vueltos en mi contra y escribo sobre ello para desahogarme, cualquiera de ellos puede preguntármelo en persona. Incluso pueden estar leyéndome ahora.

Esta es realidad pura y dura: nadie está a salvo en internet, la web se convierte en una parte de nuestra vida y queda ligada a ella. Es por eso que a veces tengo que contenerme con algunas cosas porque luego pueden llegarme a tachar de vete tú a saber qué. En internet somos débiles, influenciables... y reconocibles. Todo lo que escribo puede verlo cualquiera, puede usarlo cualquiera. Y todo lo que cuento de mí también. ¿Y aún nos atrevemos a molestarnos cuando alguien te pregunta por tus asuntos aparentemente "personales"? Ese ya es un nuevo nivel de hipocresía.

Esta es la realidad: estamos expuestos nosotros como personas o personajes a cualquiera. Ahora, ¿te lo pensarás dos veces antes de publicar nada?

martes, 3 de mayo de 2016

¿Cambios de contenido?

Os contaré una historia.

Una joven, fielmente aburrida en su vida diaria y mucho tiempo por delante. Recientemente aficionada a aquellos blogs en los que el resto de la humanidad habla de lo que le gusta. Y en su tiempo libre, un momento de locura. Impulsada por la inspiración de un compromiso que poco tiene que ver con el casamiento, decide crear su propio espacio. Sube contenido típico, continuo, sólo se centra en siempre lo mismo. Pero el tiempo pasa y sigue pasando, y esta muchacha olvida su rinconcito unos pocos meses. Cuando vuelve, vuelve cargada de más variedad. Apenas reseñas, le gusta reflexionar. Los adolescentes cambian y esta no es ninguna excepción. Y esta se siente presionada por tanta reseña.

Pues bueno, esa señorita soy yo -encantada- y después de mucho pensarlo, he pensado que me olvidaré de tanta reseña y creo que me centraré en la escoria humana para sacar provecho de mis pseudocríticas a la sociedad. Ahora mismo es lo que más me reconforta. ¡ALTO! Eso no quiere decir que dejaré de hacer reseñas. Sólo las haré si me hacen reflexionar y así hacemos un 2 por 1. Además, pienso escribir mis paranoias de escritora por aquí. También incluyo que habrá unos cuantos cambios por el estilo y diseño, pero dadme tiempo, paciencia, lo haré en poco.

Con esto, me despido.